Gonzalez Sierra Asesores SL - C/Pintor Aurelio Arteta 1, Bilbao - 944733935 - 609483086

Síguenos en: Facebook y Twitter

Acerca de Nosotros

GSA ASESORES , es un despacho que lleva 20 AÑOS asesorando a sus clientes de manera integral y personalizada, cuidando y velando por sus intereseses. GSA está formado por profesionales con una dilatada experiencia en los ámbitos fiscal, contable, laboral, mercantil, etc... Mantenemos acuerdos de colaboración con diferentes profesionales, despachos de abogados, notarias, ... leer más

  • Novedades en el área de Laboral y Seguridad Social Los autónomos podrán cambiar su base de cotización cada mes.
  • Declaración Renta Planifica tu Declaración de la Renta antes de que finalice el año.
  • Novedades Fiscales Importantes novedades Fiscales a partir de Febrero de 2014.

El Registro de Operadores Intracomunitarios

Vender y comprar en la Unión Europea

Si tienes intención de comprar o de vender a empresas de otros países de la Unión Europea (UE), es decir, realizar operaciones intracomunitarias, debes saber que hay que cumplir con una serie de obligaciones formales, así como que la compra y venta de mercancías y servicios entre empresas de la UE están sujetas a una tributación especial.

El IVA en las operaciones intracomunitarias

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un impuesto que grava la compraventa de bienes y servicios dentro de un país. Pues buen, dentro de la Unión Europea, este impuesto es diferente según el país.

Además, el IVA también grava las transacciones comerciales de bienes y servicios entre profesionales y empresas residentes en los diferentes países miembros de la UE, de forma que no surjan diferencias entre comprar a un proveedor de un países o de otro.

No obstante, en estas operaciones intracomunitarias se aplica el IVA de una manera especial. La ventaja que ofrece el IVA intracomunitario a los empresarios y autónomos que exportan e importan dentro de la UE es que les permite no tener que cobrar o pagar el IVA en sus facturas con los clientes y proveedores de los países miembro, si bien para poderlo hacer hay que estar dado de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI).

La factura intracomunitaria

La particularidad de la factura intracomunitaria reside en que, si tanto como cliente como proveedor tienen un NIF de operador intracomunitario (es decir, ambos están registrados como operadores intracomunitarios), en ella no aparecerá el IVA y deberán reseñarse esos NIF comunitarios.

En este artículo puedes ver qué debe contener una factura.

Cómo conseguir el NIF-IVA intracomunitario

Como ya se ha comentado, todos aquellos autónomos, profesionales o empresas que importan y/o exportan y quieran no aplicar el IVA de esas facturas han de inscribirse en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI).

Una vez aceptada la inscripción de solicitud e inscrito, se asigna un código denominado NIF-IVA, el cual debe quedar reflejado en las facturas cuando se vende o comunicarse al proveedor cuando se compra. Lo mismo debe realizar la otra parte.

Estos números de identificación fiscal intracomunitarios expedidos por la administración española forman parte del Censo VIES, y es el canal de transmisión de información relativa al registro del IVA que permite contrastar la validez de los números NIF-IVA con los que intercambies bienes o servicios.

Se trata de un número que se forma con el código de España “ES” y el número fiscal español, NIF. Por tanto, si el NIF de tu empresa es el B48909090 el NIF-IVA intracomunitario será ESB48909090. Una fórmula que se repite en todos los países que forman parte de Unión Europea.

Si quieres consultar si tu empresa o la de tu cliente o proveedor dispone de este número, puedes consultarlo en la web de la Comisión Europea, pinchando aquí o en el Censo VIES de la Agencia Tributaria, pinchando aquí.

La factura, ¿debe llevar IVA o no?

Lo primero que hay que tener en cuenta es si en la factura debe aplicarse el IVA o no. Las reglas generales, según el tipo de operación y cliente, son las siguientes:

A. Venta de bienes a empresas o profesionales

Para la venta de un producto a otra empresa o profesional de un país de la Unión Europea, no debes aplicar IVA en tu factura, siempre y cuando tanto tú como el destinatario estéis dado de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI). Si no estás dado de alta, sí has de introducir el IVA que se aplique en tu propio país (España, 4%-10%-21%, según el tipo de producto

B. Venta de bienes a particulares. El Régimen Particular para las Ventas a Distancia

Cuando vendemos bienes a un particular miembro de la UE el IVA tributa en origen, es decir, la operación está sujeta en España. Por tanto, trataremos la operación como si de una operación nacional se tratase.

No obstante, hay una excepción a tener en cuenta, denominado Régimen Particular para las Ventas a Distancia.

Así, se entenderán realizadas en el país de destino (el país del cliente, cuyo tipo de IVA habrá de aplicarse) las entregas de bienes cuya expedición o transporte se inicie en España con destino a otro Estado miembro de la UE cuando el volumen total de las ventas efectuadas a dicho país durante el año precedente o a lo largo del año en curso exceda los límites establecidos en el Estado miembro comprador para la aplicación del régimen de ventas a distancia a particulares.

Como se desprende de la definición anterior, los límites están establecidos por cada Estado Miembro, oscilando entre 35.000 y 100.000 euros según el país.

Para la aplicación de este régimen particular es necesario que:

  • El transporte de los bienes se efectúe por el vendedor o por su cuenta.
  • Los destinatarios de las citadas entregas sean particulares o empresarios y profesionales sin NIF-IVA comunitario.
  • Los bienes objeto de dichas entregas no sean medios de transporte nuevos ni bienes objeto de instalación o montaje.

En resumen, un vendedor español repercutirá el IVA español en sus entregas a particulares miembros de la UE si anualmente no supera el límite fijado por cada país en el cómputo global de sus ventas a consumidores finales. Si supera ese límite o se acoge al Régimen Particular, tendrá que facturar a sus clientes particulares por el IVA establecido en el país de destino e inscribirse a efectos del IVA en dicho país para declararlo.

Un ejemplo de la aplicación del Régimen de Ventas a Distancia

La empresa navarra XYZ empieza en el año 2019 a vender sus productos a distancia a particulares franceses. ¿Cuál será el tratamiento de estas ventas por parte de esta empresa?

En un principio, XYZ facturará con el IVA español hasta que su volumen total de ventas a particulares franceses supere los 100.000 euros. Una vez superado este límite establecido por Francia, XYZ facturará con el IVA francés y tendrá que inscribirse en Francia para declarar este IVA.

No obstante, si durante el mes de diciembre de 2018 opta por el Régimen Particular de Ventas a Distancia, todas las ventas a particulares franceses durante los años 2019 y 2020 tributarán directamente en Francia por lo que deberá inscribirse en Francia para declarar este IVA.

C. Compra de bienes comerciales

Si se adquieren bienes con fines comerciales fuera de España, en la factura no se aplicará IVA de ningún tipo, aunque posteriormente deba declararse el IVA de la compra mediante una “autoliquidación” que consiste en que, en la declaración trimestral del IVA, lo declaras como soportado y, al mismo tiempo, como repercutido (de manera que el efecto sea neutro, como si estuvieras comprando a un proveedor nacional). Si el comprador está sujeto al Régimen Especial del Recargo de Equivalencia, tendrá que ingresar el IVA y Recargo no pagados, ya que para esos compradores ese IVA no es deducible.

D. Venta de servicios a empresas y profesionales

De manera similar a las ventas de bienes, si la venta consiste en la prestación de un servicio a una empresa europea, la factura va sin IVA. Ahora bien, esta empresa europea habrá de liquidarlo en su país a través de un procedimiento conocido como inversión del sujeto pasivo.

E. Venta de servicios a particulares

Igualmente, cuando el consumidor de un servicio es un particular, has de aplicar en la factura el IVA de tu país. Aunque hay algunas excepciones, como en el caso de servicios de telecomunicaciones, radiodifusión, televisión y electrónicos, para los que se aplicará el IVA correspondiente al país del cliente.

F. Compra de servicios

Si como empresario adquieres un servicio a una empresa de la UE, has de saber que tienes que realizar la autoliquidación del IVA, de la misma manera que si se hubiera adquirido un bien.

Declarar el IVA intracomunitario: Las operaciones intracomunitarias deben reflejarse tanto en las declaraciones trimestrales del IVA, como en el resumen anual que se realiza para las operaciones interiores (con clientes y proveedores del mismo país).Pero, además, una vez que empieces a operar a nivel intracomunitario nace una nueva obligación, la de cumplimentar el modelo 349 (resumen recapitulativo de operaciones con sujetos pasivos de la UE). Una declaración informativa que se presenta con diferente periodicidad (mensual, trimestral, anual) dependiendo de la facturación intracomunitaria de que se lleve a cabo:

  • Se presenta de manera mensual si el total de las operaciones intracomunitarias asciende a más de 50.000 euros.
  • Presentación trimestral: En el caso de que el cómputo general de las entregas de bienes y prestaciones de servicios no rebase los 50.000 euros.
  • Y de manera anual si los ingresos generados no han superado los 35.000 euros y las entregas de bienes a otro estado miembro no exceden los 15.000 euros.