Gonzalez Sierra Asesores SL - C/Pintor Aurelio Arteta 1, Bilbao - 944733935 - 609483086

Síguenos en: Facebook y Twitter

La nueva Ley de Autónomos

El pasado día 25 de octubre de 2017 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Una de tantas, y es que no han sido pocas las reformas que ha sufrido la legislación en materia de trabajo autónomo durante la última década, con el pretendido objetivo de facilitar la creación, desarrollo y expansión de este tipo de trabajadores y del tejido empresarial más básico de nuestra sociedad.

Por ello, desde GSA ASESORES queremos hacernos eco de las últimas reformas, y de las ventajas que va a suponer la entrada en vigor de las mismas, facilitando a nuestros clientes y seguidores el conocimiento de los aspectos más relevantes que van a traernos. También es importante especificar que la entrada en vigor de esta ley no será simultánea, ya que si bien algunos preceptos ya se encuentran vigentes, otros no verán la luz hasta la llegada del año 2018. Será importante prestar atención, ya que colocaremos entre paréntesis la fecha “2018” para aquellas reformas que tengan que esperar hasta el año que viene.

Medidas destinadas a emprendedores o nuevos autónomos

La reforma parte de un nuevo retoque en la ya conocida como “tarifa plana” en la cuota de los nuevos autónomos. Y es que, durante los últimos años, los denominados “nuevos autónomos” o “emprendedores” tenían una tarifa plana de cotización de 50 euros, durante los 6 primeros meses de actividad. Con la reforma, la duración de dicha tarifa plana pasará de 6 a 12 meses (2018).

No obstante, es preciso recordar que, para acogerse a esta medida, el trabajador no puede haber sido autónomo durante los dos años anteriores a la solicitud. Del mismo modo, si el trabajador ya ha sido un autónomo y se ha beneficiado anteriormente de la tarifa plana, el periodo indicado será de 3 años (2018).

Con posterioridad a los 12 meses iniciales, la ley mantiene el resto de bonificaciones que ya estaban previstas, y que se resumen en:

  1. Una reducción equivalente al 50 por ciento de la cuota durante los 6 meses siguientes al período inicial.
  2. Una reducción equivalente al 30 por ciento de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en el punto 1.
  3. Una bonificación equivalente al 30 por ciento de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en el punto 2.

Además de esta regla general, los trabajadores por cuenta propia que sean menores de 30 años, o menores de 35 años en el caso de mujeres, disfrutan de las  bonificaciones señaladas en el punto 3 durante 12 meses extra. Finalmente, también se introducen mejoras para aquellos emprendedores con discapacidad (2018).

Medidas sobre la contratación

Otra de las medidas a tener en cuenta, que introduce esta nueva ley, tiene que ver con la contratación de trabajadores, y en especial, con la contratación de personas que tengan relación de parentesco o afinidad con el trabajador autónomo. Así, se bonificarán las contingencias comunes al 100% durante un periodo de 12 meses, cuando el profesional autónomo opte por la contratación indefinida por cuenta ajena de su cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive.

Para poder acogerse a esta bonificación va a ser necesario que el trabajador autónomo no hubiera extinguido contratos de trabajo y mantener el contrato al menos seis meses. Por otro lado, se facilitará la contratación a los hijos discapacitados de los autónomos.

Medidas que afectan a las cotizaciones

En lo referente a las cotizaciones, además de extender el tiempo de duración de la tarifa plana, la ley ha querido hacer un hueco para restringir las cotizaciones al tiempo efectivamente trabajado. Así, se establece que los autónomos pagarán la cuota en función del día efectivo en que se hubieran dado de alta o de baja en el RETA (2018). Una medida importante, ya que, actualmente, se pagaba el mes completo, independientemente de las fechas en que se hubiera empezado o finalizado la actividad.

Del mismo modo, se introducen las siguientes ventajas u opciones de elección:

  • Los autónomos podrán darse tres veces de alta y de baja en el mismo año (2018).
  • Los autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces en el mismo año su base de cotización, en función de sus intereses y de los ingresos que tengan (2018).
  • Se devolverá el exceso de cotización de los trabajadores con pluriactividad sin que tengan que solicitarla expresamente.
  • Un autónomo podrá cobrar el 100% de la pensión y seguir trabajando si tiene al menos un trabajador a su cargo.
  • La cuota de los autónomos societarios ya no subirá automáticamente en función de lo que se eleve el salario mínimo interprofesional.

Medidas de carácter fiscal y de seguridad social

Otro aspecto importante que incluye esta ley son las medidas para facilitar los pagos a Hacienda y Seguridad Social que requiere la actividad del emprendedor. Así, los recargos por retraso en los pagos a la Seguridad Social se reducen a la mitad; pasando de un 20% al 10% en el primer mes (2018).

En lo que respecta a impuestos, los autónomos podrán deducirse un 30% de los gastos de suministros (agua, teléfono y luz), siempre que se esté trabajando desde casa (2018). También se podrán deducir 26,67 euros diarios en el IRPF por gasto de manutención, cuando afecte directamente a la actividad en territorio español. Si el trabajador por cuenta propia está realizando su actividad en el extranjero podrá deducirse un total de 48 euros (2018).

Medidas destinadas a conciliar la vida laboral y familiar

El tema de la conciliación ha sido y será siempre uno de los caballos de batalla más importantes a la hora de hacer reivindicaciones en el sector. Por ello, la ley introduce las siguientes medidas:

  • Los autónomos que sean madres/padres estarán exentos de pagar cuota durante el periodo de baja por maternidad/paternidad, adopción, acogimiento, etcétera.
  • Tarifa plana de 50 euros de cuota para las madres que vuelvan a emprender antes de dos años desde que cesó su negocio por maternidad, adopción, acogimiento, etcétera. Esta excepción tiene como objetivo que que no tengan que esperar a cumplir dos años desde que fueron autónomas por última vez para poderse acoger a la tarifa plana.
  • Exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año para el cuidado de menores o dependientes.

Medidas destinadas a la prevención de riesgos laborales

Finalmente, la ley pretende hacer una serie de correcciones con el objetivo de equiparar la protección de trabajadores por cuenta ajena y autónomos en lo relativo a las contingencias cubiertas por la Seguridad Social. En primer lugar, se reconoce el accidente de ida o de vuelta al puesto de trabajo (también llamado “accidente in itinere“). A ello hay que sumar que la ley entiende como lugar de la prestación, el establecimiento donde el profesional autónomo ejerce su actividad de forma habitual, siempre que no coincida con su domicilio personal.

Por último, se pretenden implantar mejoras en la formación en Prevención de Riesgos Laborales de los profesionales autónomos.

Conclusión

A pesar de todas las reformas que ha sufrido nuestra legislación en materia de trabajo autónomo, y del esfuerzo que nuestro legislador ha pretendido realizar para ir avanzando en una mayor protección del autónomo y el emprendedor, no por ello se puede obviar que nuestro país continúa estando a la cola en lo referente a la cantidad de trabas, tramites burocráticos y requisitos económicos a la hora de constituir una Pyme o una microempresa. A estas alturas, son de sobra conocidos los estudios que colocan a nuestro país a la cola de este tipo de rankings, o realizan sangrantes estudios comparativos del coste económico de ser emprendedor o montar una empresa, en relación a los países de nuestro entorno.

Por ello, y a pesar de que las reformas que se realicen para mejorar las condiciones del sector son y siempre serán bien recibidas, el legislador debe también de ser consciente de que el esfuerzo que se le exige en este ámbito es aún superior al realizado. La sociedad ha tomado una gran conciencia de este sector, coincidiendo con la crisis económica, y con el auge del movimiento startup, que ha impulsado notablemente al espiritu emprendedor. Así pues, confiamos en que esta senda de reformas sirva para marcar el camino que este sector lleva tanto tiempo demandando.

Nuevas medidas para el autónomo  (entrada en vigor 1 de enero de 2018)

El pasado martes 24 de octubre de 2017, fue aprobada la Ley 6/2017 en la que se recogen gran parte de las medidas que el Gobierno ha venido prometiendo en estos últimos años. Todos esperábamos esta publicación sobre todo para saber cómo se van a articular determinadas reformas.

Puesto que no todas las medidas entran en vigor de forma inmediata, vamos a comentar las que entran en vigor el 1 de enero de 2018, a las que dedicamos este post.

 Medidas que entran en vigor el 1 de enero de 2018

 1. Recargo del 10% por ingreso de cuota fuera de plazo

(ya existía, pero se mejoran las condiciones)

 La Seguridad Social normalmente domicilia en tu cuenta la cuota de autónomo el último o penúltimo día del mes corriente, es decir, la cuota correspondiente al mes de octubre la cobrarán el día 30 o 31 de octubre. Pero y si no tenías suficiente liquidez ese día, actualmente y hasta el 1 de enero de 2018 el recargo que tendrás que pagar al liquidar la cuota fuera del plazo reglamentario es del 20%, y lo peor de todo, si tenías derecho a alguna bonificación, como la tarifa plana, no te exigirán pagar 50,00 € más el 20%, si no que tendrás que pagar la cuota mínima, es decir, 275,00 € más 55,00 € (el 20% de recargo), con lo que la falta de previsión o el olvido te ha supuesto pagar 280,00 € más.

 A partir del 1 de enero de 2018, el recargo será del 10% siempre que abones la cuota debida dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso, es decir, si la cuota de enero te la domicilian el 31 de enero y no tienes liquidez suficiente, si la pagas durante el mes de febrero solo te recargarán con el 10%. Si tienes derecho a alguna bonificación, ese mes la perderás.

 2. La tarifa plana de 50,00 € se amplía a 12 meses

(ya existía, pero se mejoran las condiciones)

 Los autónomos que se den de alta por primera vez en RETA o no hubieran estado en situación de alta en los 2 años inmediatamente anteriores, tendrán derecho a una reducción en la cuota que quedará fijada en la cuantía de 50 euros mensuales durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de alta.

Pero qué ocurre si en un alta anterior ya has disfrutado de esta reducción, ¿podrás volver a disfrutar de la tarifa plana de 50 euros? La norma contempla expresamente esta situación y nos dice que para poder tener derecho a esta reducción en caso de reemprender la actividad, el período de baja en RETA deberá ser de 3 años.

Anteriormente a esta regulación, al no hablarse nunca de reemprendimiento, la administración interpretaba que solo podías disfrutar una vez de estas bonificaciones.

 3. Deducibilidad del 30% de los suministros si trabajas en casa

(NUEVA MEDIDA)

En los casos en que el contribuyente afecte parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica, los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, tendrán la consideración de gasto deducible en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

Ésta era una de las reclamaciones del colectivo autónomo, que se clarificara qué gastos son o no deducibles si afectas una parte de tu vivienda al ejercicio de la actividad. Aunque ahora sabemos qué nos podemos deducir, el resultado de aplicar el 30% a la parte proporcional de la vivienda destinada a la actividad puede ser muy reducido. Con un ejemplo lo podrás comprobar.

Un informático que trabaja desde casa, tiene habilitada una habitación de 18 m2 para el ejercicio de su actividad, teniendo su casa una superficie de 90 m2, por tanto el porcentaje de superficie que destina a su actividad es del 20%. ¿Qué operación tendrá que realizar para saber qué puede deducirse de una factura de telefonía e internet que asciende a 145,00 €?

145,00 € x 20% (porcentaje de m2) = 29,00 € x 30% (porcentaje establecido por la norma) = 8,70 €

Para poder aplicarte esta deducción, que aunque pequeña es un gasto más y además mensual, deberás ser el titular de los suministros, por lo tanto, si quieres aprovechar esta medida y no eres el titular inicia los trámites antes de 2018 y podrás aplicarla.

4. Gastos de manutención del propio contribuyente

(NUEVA MEDIDA)

La norma también ha aprovechado para clarificar la deducibilidad de los gastos de manutención y estancia del propio contribuyente, en aquellos casos en los que, por motivos laborales, se vea obligado a comer o pernoctar fuera de casa.

¿Cuáles son los requisitos que deben reunir esos gastos para que se consideren deducibles?

  1. Deben producirse en días laborales.
  2. Deben producirse en establecimientos de restauración y hostelería.
  3. Deben abonarse mediante cualquier medio electrónico de pago (tarjeta o transferencia).
  4. Se debe conservar la factura, donde se indique el día, establecimiento e importe.
  5. No pueden superar los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente.
    1. SIN PERNOCTA: 26,67 €/día (España); 48,08 €/día (Extranjero)
    2. CON PERNOCTA: 53,34 €/día (España); 91,35 €/día (Extranjero)

 5. Pago de cuota desde el día efectivo del alta o baja (3 veces al año)

(NUEVA MEDIDA)

 Actualmente, si un autónomo se da de alta el día 25 de noviembre, pagará la cuota del mes completo. Medida del todo abusiva y muy criticada por los colectivos de trabajadores autónomos. Lo justo y equitativo debería ser abonar una cuota que sea proporcional al número de días en situación de alta durante el mes.

 Pues bien, a partir del 1 de enero de 2018 el autónomo que curse el alta o la baja a final de mes solo pagará una cuota de autónomo proporcional al número de días en situación de alta. Esta medida se aplicará a las 3 primeras altas y a las 3 primeras bajas dentro de cada año natural. En el supuesto de que  tuvieras la necesidad de realizar una cuarta alta durante el año natural, tendrás que pagar la cuota de autónomo correspondiente al mes completo, independientemente del día del alta durante el mes.

 6. Cuatro cambios de base de cotización al año

(ya existía, pero se mejoran las condiciones)

 Los autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces al año (actualmente solo se permiten dos cambios) la base por la que viniesen obligados a cotizar, eligiendo otra dentro de los límites mínimo y máximo que les resulten aplicables en cada ejercicio. Los períodos para solicitar estos cambios de base son los siguientes:

  1. Desde el 1 de enero al 31 de marzo. Fecha de efecto del cambio: 1 de abril
  2. Desde el 1 de abril al 30 de junio. Fecha de efecto del cambio:  1 de julio
  3. Desde el 1 de julio al 30 de septiembre. Fecha de efecto del cambio:  1 de octubre
  4. Desde el 1 de octubre al 31 de diciembre. Fecha de efecto del cambio: 1 de enero del año siguiente.

Novedades Autónomos 2018

Llevamos varios meses ya escuchando y leyendo noticias sobre distintos aspectos de la futura reforma de la normativa sobre autónomos.

En esta web vamos a ir incorporando un resumen de todas esas novedades que se vayan produciendo en relación con los Autónomos, tanto las que se refieren a la Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que aún está pendiente de publicación en el BOE, como otras reformas que les puedan afectar, siendo un ejemplo de ello la futura ampliación, para 2018, del permiso de paternidad.

AMPLIACIÓN DEL PERMISO DE PATERNIDAD A CINCO SEMANAS A PARTIR DE 2018. 

Aunque esta medida queda condicionada a la aprobación de los presupuestos generales de 2018, existe el compromiso del Gobierno de que, a partir del 1 de enero de 2018, el permiso de paternidad pase a tener una duración de cinco semanas, es decir una más que la duración actual, que es de 28 días.

REDUCCIÓN DEL RECARGO POR INGRESO DE CUOTAS DE LA SEGURIDAD SOCIAL FUERA DE PLAZO. info

Se reduce al 10% el recargo aplicable si el abono se produce dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo de ingreso, que actualmente es del 20%.

AMPLIACIÓN DE LA TARIFA PLAZA DE COTIZACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL. 

Ampliación de la cuota reducida de 50 euros —la denominada— para los nuevos autónomos hasta los doce meses, en lugar de los seis actuales.

También se aplicará esta «tarifa plana» a los trabajadores autónomos que no hubieran estado en situación de alta en los 2 años inmediatamente anteriores (actualmente son 5 años), a contar desde la fecha de efectos del alta, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, en el caso de que opten por cotizar por la base mínima que les corresponda.

Estos beneficios se extienden también a los trabajadores por cuenta propia que queden incluidos en el grupo primero de cotización del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

BONIFICACIÓN DEL 100% DE LA CUOTA POR CONTINGENCIAS COMUNES POR CUIDADO DE MENORES A CARGO. info

La bonificación del 100 por cien de la cuota de autónomos por contingencias comunes, por un plazo de hasta doce meses, por el cuidado de menores a su cargo se amplía hasta la edad de doce años del menor, que actualmente está fijada en 7 años.

BONIFICACIÓN POR REINCORPORACIÓN TRAS LA MATERNIDAD. 

Se crea una bonificación para las trabajadoras autónomas que, habiendo cesado su actividad por maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento y tutela, en los términos legalmente establecidos, vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha del cese. La cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, quedará fijada en la cuantía de 50 euros mensuales durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de su reincorporación al trabajo, siempre que opten por cotizar por la base mínima establecida con carácter general en dicho régimen especial.

Y aquellas trabajadoras por cuenta propia o autónomas que, cumpliendo con los requisitos anteriores, optasen por una base de cotización superior a la mínima, podrán aplicarse durante el período antes indicado una bonificación del 80 por ciento sobre la cuota por contingencias comunes, siendo la cuota a bonificar la resultante de aplicar a la base mínima de cotización establecida con carácter general en el citado régimen especial el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento, incluida la incapacidad temporal.

REAGRUPACIÓN DE LOS BENEFICIOS DE COTIZACIÓN EN SITUACIONES DE PLURIACTIVIDAD.info

Se agrupa en un solo artículo de la Ley la regulación de los diversos beneficios ya existentes en materia de cotización para los autónomos que simultáneamente llevan a cabo otra actividad que les incluye en otro régimen y se regula la aplicación de estos beneficios de cotización a las personas trabajadoras por cuenta propia que queden incluidas en el grupo primero de cotización del Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

CAMBIOS DE LA DEDUCCIÓN DE LOS GASTOS DEL VEHÍCULO. 

Se clarifican los supuestos de deducibilidad de los gastos relacionados con el vehículo que está parcialmente afecto a la actividad económica del autónomo, que podrán deducirse al 50 por ciento tal y como sucede con el IVA, equiparando tratamiento de ambos impuestos para los mismos supuestos, dado que en la actualidad existe una diferenciación evidente en la aplicación de IVA e IRPF para los mismos supuestos o hechos imponibles, eliminando así la discrecionalidad en las comprobaciones e inspecciones que realiza la Administración Estatal de la Agencia Tributaria y realzando el principio de seguridad jurídica.

MEJORAS EN LA COTIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS CON EMPLEADOS Y DE LOS AUTÓNOMOS SOCIETARIOS. 

Se elimina la equiparación de la base mínima de cotización con la de los trabajadores encuadrados en el grupo de cotización 1 del Régimen General en el caso de los trabajadores incluidos en este régimen especial que en algún momento de cada ejercicio económico y de manera simultánea hayan tenido contratado a su servicio un número de trabajadores por cuenta ajena igual o superior a diez. Ahora se establece que la base mínima de cotización para el ejercicio siguiente se determinará en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado; y ello se aplica igualmente a los autónomos societarios.

Se establece la posibilidad de que hasta un máximo de tres altas al año tengan efectos desde el momento de inicio de la actividad y no desde el primer día del mes en que se inicia dicha actividad, como ocurre actualmente.

Se eleva de dos a cuatro el número de veces al año en que puede cambiarse de base de cotización, con lo que se adecua la norma a las fluctuaciones que son susceptibles de producirse en los ingresos de la actividad autónoma a lo largo de cada ejercicio.

RECONOCIMIENTO DEL ACCIDENTE DE TRABAJO IN ITINERE. 

Se reconoce expresamente para los trabajadores autónomos el accidente de trabajo in itinere. A estos efectos se entenderá como lugar de la prestación el establecimiento en donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad siempre que no coincida con su domicilio y se corresponda con el local, nave u oficina declarado como afecto a la actividad económica a efectos fiscales.

BONIFICACIÓN POR CONTRATACIÓN DE FAMILIARES. 

La contratación indefinida por parte del trabajador autónomo como trabajadores por cuenta ajena de su cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive, dará derecho a una bonificación en la cuota empresarial por contingencias comunes del 100 por 100 durante un período de 12 meses; siempre vinculada a que el trabajador autónomo no hubiera extinguido contratos de trabajo declarados judicialmente improcedentes; y a mantener el nivel de empleo en los seis meses posteriores a la celebración de los contratos que dan derecho a la bonificación.

 

COMPATIBILIDAD ENTRE TRABAJO Y JUBILACIÓN. 

Se regula la compatibilidad de la realización de trabajos por cuenta propia con la percepción de una pensión de jubilación contributiva para establecer que la cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo será, con carácter general, el equivalente al 50 por ciento del importe resultante en el reconocimiento inicial, o del que se esté percibiendo, en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo; pero que, no obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará al 100 por ciento.

OTRAS MEDIDAS. 

- Modificaciones de las facultades de representación de las Asociaciones profesionales de trabajadores autónomos; y en la composición del Consejo del Trabajo Autónomo y de los Consejos del Trabajo Autónomo de ámbito autonómico.

- Compromiso del Gobierno de proceder a la constitución y puesta en funcionamiento del Consejo del Trabajo Autónomo en el plazo máximo de un año tras la entrada en vigor de la nueva Ley.

- Regulación de la participación de las organizaciones intersectoriales representativas del trabajo autónomo en el Consejo Económico y Social.

- Cambios en la formación profesional para el empleo de los trabajadores autónomos permitiendo que las organizaciones intersectoriales representativas de autónomos y de la economía social participen en la detección de necesidades, diseño, programación y difusión de la oferta formativa para trabajadores autónomos a que hace referencia la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral.

- Compromiso de analizar, para promover futuras reformas legislativas, diversas cuestiones tales como:

1.- El concepto de habitualidad a efectos de la inclusión en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. Se prestará especial atención a los trabajadores autónomos cuyos ingresos íntegros no superen la cuantía del salario mínimo interprofesional, en cómputo anual.

2.- La implantación de un sistema de cotización a tiempo parcial para los trabajadores autónomos, para las actividades o colectivos que se consideren, y en todo caso vinculado a periodos concretos de su vida laboral.

3.- La posibilidad de acceso a la jubilación parcial de los trabajadores autónomos, incluida la posibilidad de contratar parcialmente o por tiempo completo a un nuevo trabajador para garantizar el relevo generacional en los supuestos de trabajadores autónomos que no cuentan con ningún empleado.

 

Luz verde definitiva a la nueva ley de autónomos: estos son los principales y grandes cambios

Una ley aprobada por unanimidad en el Congreso y ahora aprobada en el Senado sin cambios debe ser una gran ley que facilita la vida a los autónomos. Debemos estar muy satisfechos por el trabajo realizado. La normativa, que lleva varios meses sobre la mesa, va a poner en marcha algunas de las principales reivindicaciones del colectivo de los trabajadores por cuenta propia, como por ejemplo la ampliación de la tarifa plana o el hecho de que las altas y bajas del sistema sean efectivas de forma casi inmediata.

Muchas de las medidas que incluye la norma entrarán en vigor el día después de que se publique en el BOE, aunque muchas de ellas no estarán operativas hasta el próximo 1 de enero. En esta circular, repasamos los principales cambios que recoge la nueva ley de autónomos:

Medidas para emprendedores

- Se amplía la tarifa plana de 50 euros a un año para los nuevos autónomos o aquellos que no lo fueron en los dos últimos años. 

- Los que vuelvan a reemprender, podrán optar de nuevo a esta tarifa pasados tres años desde que la disfrutaron.

- Las bonificaciones de la tarifa plana se extienden hasta los 24 meses. Los primeros 12 meses de actividad, se pagarán esos 50 euros mensuales, mientras que en los seis siguientes la cuota mensual tiene una bonificación del 50% y en los seis siguientes, del 30%. 

- Se aplican mejoras para los emprendedores con discapacidad.

Medidas fiscales

- Se reducen los recargos si se paga tarde a la Seguridad Social. En primer mes, el recargo es del 10%, frente al 20% actual.

- Son deducibles en el IRPF un 30% de los gastos de suministros (agua, luz, telefonía...), siempre que se trabaje desde casa. 

- Son deducibles en el IRPF 26,67 euros diarios por gasto en comida, cuando afecta directamente a la actividad en España. Si es en el extranjero, el importe a deducir se eleva a 48 euros. 

Medidas sobre las cotizaciones a la Seguridad Social

- La cuota se pagará desde el día efectivo de las altas o las bajas en el Régimen Especial (RETA) y no todo el mes como hasta ahora. Actualmente, y aunque el trabajador se diera de alta en el sistema el día 28 de un mes, debía abonar el mes completo. 

- Se permiten tres altas y tres bajas en el mismo año.

- Se permite cambiar hasta cuatro veces al año la base de la cotización, en función de los ingresos.

- Se devolverá el exceso de cotización de los trabajadores con pluriactividad sin necesidad de que la soliciten.

- El autónomo podrá cobrar el 100% de la pensión y seguir trabajando si tienen al menos un trabajador a su cargo. 

- La cuota de los autónomos ya no subirá automáticamente según se incremente el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). A partir de ahora dependerá de lo que se determine en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), tras negociarlo con las asociaciones de autónomos más importantes.

Medidas para autónomas

- Se establece una tarifa plana de 50 euros de cuota para las madres que reemprendan antes de dos años desde que cesó su negocio por maternidad, adopción, acogimiento... Es una excepción para que no tengan que esperar a cumplir dos años desde que fueron autónomas por última vez para poderse acoger a la tarifa plana como el resto.

Medidas para fomentar la conciliación 

- Los autónomos que sean madres/padres estarán exentos de pagar cuota durante el periodo de baja por maternidad/paternidad, adopción, acogimiento... 

- Se ha aprobado la exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año para el cuidado de menores o dependientes.

Medidas sobre la formación y riesgos laborales

- Los autónomos podrán acceder a una formación adaptada a sus necesidades, con el fin de mejorar su competitividad y consoliden su actividad empresarial.

- Se reconoce el accidente'in itinere' (es decir, de ida o de vuelta al puesto de trabajo) en los profesionales autónomos, siempre que no coincida con su domicilio.

- Se mejora la formación en prevención de riesgos laborales en los profesionales autónomos.

Medidas sobre la contratación

- Se facilita la contratación a los hijos discapacitados de los autónomos.

- La contratación indefinida por parte del trabajador autónomo como trabajadores por cuenta ajena de su cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive, se bonifica las contingencias comunes el 100% un período de 12 meses. Para poder acogerse a esta bonificación será necesario que el trabajador autónomo no hubiera extinguido contratos de trabajo y mantener el contrato al menos seis meses.

Medidas para fomentar el diálogo social

- Las organizaciones de autónomos más importantes y representativas serán consideradas de “utilidad pública”.

- Las organizaciones también contarán con un año de plazo para entrar en el Consejo Económico y Social (CES) y para la constitución del Consejo del Trabajo Autónomo.

NUEVOS REQUISITOS ACCESO A JUBILACION

El año 2017 trae un nuevo cambio en los requisitos para acceder a la jubilación en cumplimiento de la Ley de Pensiones que desde 2013 está obligando a los españoles a trabajar más años y cobrar menos como fórmulas para sostener el sistema de Seguridad Social.

Regla general

La edad de acceso a la pensión de jubilación depende de la edad del interesado y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral, requiriendo haber cumplido la edad de:

• 67 años o

• 65 años cuando se acrediten 38 años y 6 meses de cotización.

Este requisito será exigible, en todo caso, cuando se acceda a la pensión sin estar en alta o en situación asimilada a la de alta.

La norma retrasa progresivamente la edad de retiro de los trabajadores españoles hasta los 67 años en 2027. Así, quienes quieran jubilarse a lo largo de este año 2017 con el 100% de la pensión que les pudiera corresponder, deberán tener ya cumplidos los 65 años y cinco meses.

. Hasta 2018, la edad de jubilación se incrementará un mes por cada ejercicio, para a partir de esa fecha aumentar en dos meses cada año hasta 2027.

Quienes ya acumulan una larga vida laboral podrán seguir retirándose con su pensión íntegra a los 65 años siempre y cuando tengan cotizados 36 años y tres meses o más.

. Por cada ejercicio se aumenta ese periodo en tres meses hasta llegar a 2027, cuando quien desee retirarse a los 65 deberá contar con una cotización de, al menos, 38 años y seis meses.

¿Cuánto tiempo es necesario cotizar para acceder a una pensión contributiva en la jubilación?

El requisito de cotización mínima se mantiene inalterado en 15 años. Es necesario además cotizar un mínimo de 2 años en el intervalo de 15 años inmediatamente anteriores al acceso a la jubilación. Estos requisitos se conocen respectivamente como requisito de carencia genérica y requisito de carencia específica.

¿Y si ha estado un tiempo sin cotizar?

 

 Se consideran lagunas de cotización aquellos periodos no cotizados que quedan comprendidos en el intervalo de meses a partir de los cuales se determina la base reguladora.

 Para trabajadores que causen jubilación a través del Régimen General, los primeros 48 meses de lagunas se integrarán con la base mínima de entre todas las existentes en cada momento, y el resto de mensualidades con el 50% de dicha base mínima.

 En el caso de trabajadores que causen jubilación a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), no existirá fórmula de integración de lagunas de cotización, computando como cero la base de los meses en los que no haya habido obligación de cotizar.

 

 Excepciones

 

Se mantiene la edad de 65 años para quienes resulte de aplicación la legislación anterior a 1-1-2013.

La edad mínima puede ser rebajada o anticipada, sólo para trabajadores en alta o en situación asimilada a la de alta, en determinados supuestos especiales:

• Jubilación anticipada a partir de los 60 años por tener la condición de mutualista.

• Jubilación anticipada a partir de los 61 años sin tener la condición de mutualista.

• Jubilación parcial.

• Jubilación especial a los 64 años, para quienes resulte de aplicación la legislación anterior a 1-1-2013.

• Jubilación del personal del Estatuto Minero, personal de vuelo de trabajos aéreos, ferroviarios, artistas, profesionales taurinos, bomberos y miembros del cuerpo de la Ertzaintza.

• Jubilación flexible.

• Jubilación de trabajadores afectados por una discapacidad igual o superior al 45% o al 65%.

 En ningún caso, la aplicación de los coeficientes reductores de la edad ordinaria de jubilación dará lugar a que el interesado pueda acceder a la pensión de jubilación con una edad inferior a 52 años; esta limitación no afectará a los trabajadores de los regímenes especiales (de la Minería del Carbón y Trabajadores del Mar) que, en 01-01-2008, tuviesen reconocidos coeficientes reductores de la edad de jubilación, a los que se aplicará la normativa anterior.

 

 ¿Puedo adelantar la edad de jubilación?

 

Si los trabajadores quieren jubilarse de forma anticipada (antes de cumplir las edades legales indicadas en los supuestos anteriores), también pueden hacerlo:

• Jubilación anticipada involuntaria (o forzosa): Si le han despedido colectiva o individualmente por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción , ha estado ininterrumpidamente al menos los 6 meses anteriores “apuntado” al paro y tiene cotizados al menos 33 años puede adelantar 4 años su jubilación.

• Jubilación anticipada voluntaria: si tiene cotizados al menos 35 años, la pensión resultante es superior a la mínima si se jubilase a sus 65 años, puede adelantar 2 años su jubilación

 

¿Cómo se calcula la pensión de jubilación?

 

El cálculo de la pensión se basa en dos variables:

Bases de cotización: En 2017 se toman para el cálculo las bases de los últimos 20 años. Desde 2022 se tendrán en cuenta las de los 25 últimos años. Con ello se determina lo que se conoce como Base Reguladora.

Tiempo de cotización: A partir de ello, sabremos el porcentaje de Base Reguladora que nos corresponde como pensión. Con 15 años de cotizaciones se accede al 50% de la Base Reguladora. El 100% de la base se alcanza en 2017 con al menos 35 años y medio de cotizaciones, pero también va en aumento hasta 2027 cuando se requerirá un mínimo de 37 años de cotizaciones.

 

 Jubilación en caso de discapacidad

 

Si se acredita un grado de discapacidad igual o superior al 65%, la edad de jubilación se reducirá en un periodo equivalente al que resulte de aplicar al tiempo efectivamente trabajado los coeficientes del 0,25 y del 0,50 en los casos en que además se acredite la necesidad de otra persona para la realización de los actos esenciales de la vida ordinaria”. En todo caso, la ley fija una edad mínima de 52 años para jubilarse.

Si se acredita un grado de discapacidad igual o superior al 45% y se padece alguna de las enfermedades tasadas, no se establecen coeficientes de reducción de edad, sino se ha establecido una edad fija para la jubilación en los 56 años.

En este caso, el período de tiempo en que resulte reducida la edad de jubilación del trabajador se computará como cotizado al exclusivo efecto de determinar el porcentaje aplicable a la correspondiente base reguladora para calcular el importe de la pensión de jubilación.

La ley también te permite completar la carrera de cotización para tener derecho a pensión (15 años) sin tener que trabajar, suscribiendo un Convenio Especial de discapacidad con la seguridad social.

Jubilación de los autónomos

 La prestación de jubilación se reconoce en los mismos términos y condiciones que en el Régimen General de la Seguridad Social, que hemos comentado, con las particularidades siguientes:

Cotización: Es requisito imprescindible estar al corriente en el pago de las cuotas.

Edad: Tener cumplida la edad de jubilación ordinaria que resulte de aplicación en cada caso. No obstante, en determinados casos especiales, podrán jubilarse anticipadamente aquellos trabajadores que, a lo largo de su vida laboral, hayan efectuado cotizaciones en alguno de los Regímenes de la Seguridad Social que reconozcan el derecho a la jubilación anticipada, siempre que se cumplan determinados requisitos.

Página 1 de 5